Thangkas tibetanas

Una de las mejores expresiones del arte tibetano

El templo ambulante de los tibetanos

La thangka es un tipo de pintura tibetana usada por los budistas para meditar, también conocida como “templos ambulantes” debido a la vida nómada de los tibetanos y considerada una de las mejores expresiones del arte tibetano. 

Pintados con todo detalle sobre lienzos de algodón o bordados de seda, los «thangkas» suponen la quintaesencia del arte tibetano al representar deidades budistas o su concepción de la rueda de la vida y las fuerzas del universo (mandalas). Dibujados a mano, su minuciosidad exige una técnica tan depurada que muchos de estos tapices tardan un año en terminarse.

Las thangkas son utilizadas por los practicantes del budismo tibetano para ayudarles a desarrollar una estrecha relación con las deidades, ya que estas pinturas ayudan al meditador a visualizar claramente imágenes particulares. La puesta en marcha y el desarrollo de una pintura Thangka es considerada como una forma de generar mérito espiritual. 

Thangkas tibetanas, el arte sagrado del Tíbet

Debido a ser un arte explícitamente religioso, todos los símbolos y alusiones deben estar en conformidad con las estrictas directrices establecidas en las escrituras budistas. El artista debe estar debidamente capacitado y tener suficiente compresión religiosa, conocimiento y antecedentes para crear un preciso y un apropiado thangka.

Pin It on Pinterest